Adrenalina en las sierras cordobesas

A poco tiempo de viaje de Córdoba capital, la naturaleza se combina con la aventura por los caminos de tierra adentro; en las cimas de los cerros; en las profundidades del agua y en lo alto de los cielos.

Hacia el oeste de Córdoba capital se encuentran las principales áreas turísticas de la provincia, determinadas por las Sierras Chicas, Sierras Grandes y Sierras Occidentales, las cuales son escenario de actividades plenas de adrenalina y aventura. La diversidad de propuestas da respuesta a todos los gustos, tanto para quienes disfrutan de actividades en la montaña, en el agua o en el aire. El Camino de las Altas Cumbres lleva desde Córdoba capital hacia el Valle de Traslasierra, lugar donde un benévolo clima y el sol acompañan el correr del agua de ríos y arroyos. Cerca se encuentran las Sierras Grandes, donde se registran las mayores alturas de la provincia: el Cerro Champaquí, de 2.790 m.s.n.m., y el macizo de Los Gigantes, son el desafío de los andinistas en las serranías cordobesas. Aquí, los escaladores más entrenados, aquellos que buscan superarse metro a metro, deben enfrentarse a las implacables piedras y rocas. Ambos sitios cuentan con refugios de montaña y es posible contactar a guías especializados para su visita. Estos emblemáticos cerros también se recorren en travesías 4X4, a caballo o en mountain bike. En estos casos los guías y baqueanos acompañan la experiencia, menos exigente a nivel deportivo, y más recreativa. El caballo, compañero fiel del gaucho, encabeza travesías, atraviesa arroyos frescos y llega hasta los lugares más escondidos de la provincia.

En el Parque Nacional Quebrada del Condorito es posible realizar senderismo en los sitios especialmente designados para ello.

En el Valle de Punilla, la belleza del Uritorco, ubicado a 1.950 m.s.n.m., se maquilla de dorado cuando cae el sol. Los senderistas que van detrás de los caminos espirituales encuentran aquí mucho más que aventura. Este cerro está ubicado en un lugar identificado como energético y es visitado por quienes buscan el sitio ideal para meditar y conectarse con lo esencial del ser.

Bajo el agua, el buceo también es protagonista de la aventura en Córdoba. En las profundidades de la Laguna Azul, el Embalse Cerro Pelado, el Dique Embalse, el Dique Piedras Moras y el Dique Segunda Usina, se practica buceo. Todos estos sitios están a una distancia no mayor a 150 km de la ciudad capital, desde donde se organizan salidas con equipos y guías especialmente entrenados en la actividad. En la localidad de Villa Carlos Paz, a orillas del embalse San Roque, así como en otros lagos de la provincia, es posible realizar diversas actividades deportivas.

En las alturas de Córdoba, los cóndores marcan el rumbo de quienes prefieren los deportes de aire. En la región del Valle de Punilla, Cuchi Corral, a tan solo 92 km de la capital provincial, señala el comienzo de los senderos de aire que recorren los cielos. Desde allí se lanzan, valientes, los aficionados del parapente, contemplando desde lo alto una de las vistas más maravillosas del Valle del Río Pinto. En las Sierras Grandes las corrientes térmicas hacen de ese lugar otro sitio propicio para esta actividad.

Las travesías 4X4 siguen los caminos asignados para la aventura en distinto tipos de vehículos. Muchos de los circuitos recomendables para esta actividad están en las Sierras de los Comechingones (en el Cerro Áspero), y en la inmensa extensión de las Salinas Grandes, desierto blanco ubicado al noroeste de la provincia.

En Córdoba la aventura se encuentra cerca de las localidades turísticas más pintorescas, con oferta de servicios turísticos especializados y alojamiento, facilitando al visitante todas las comodidades.

Galería